Desde la frontera

Juan se lanzó marchandose al norte
iba en busca de una vida digna
cruzando México por valles y por montes
iba juan lleno de fé.

La historia es que Juan se iba a casar
con María embarazada
pero el no tenía ni un centavo
ni un clavo que darle.
Pero este Juan iba muy decidido
   y a la frontera el llegó con todo el filo.
Se conectó con el mero mayor de los coyotes
y la historia le contó:
mire usted que yo quiero cruzarme ya
a San Diego o Chicago,
digame usted lo que hago
que precio le pago.

Juan ya nunca regresó,
en la línea se quedó,
pobre Juan
o la migra lo mato
o el desierto lo enterro,
pobre Juan.

Juan le enseñó al coyote una foto de María
con la cual se casaría,
le prometió que el regresaría
para formar todo un hogar.

Pero el coyote a Juan lo traicionó
dejandolo al olvido,
de tres balas se tronaron a juan,
pobre de juan,
no regreso.

Juan ya nunca regresó,
en la línea se quedó,
pobre Juan
o la migra lo mató
o el desierto lo enterró,
pobre Juan
y María lo fue a buscar
y ella nunca lo encontró,
desapareció...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario